Cuando me siento BRIDGET JONES

No me ha pasado ni una ni dos veces, he tenido muchas ocasiones en  que me siento Bridget Jones; y desde que  vivo en  España más de una. Llegar a un lugar y darte cuenta de que tu atuendo para  la ocasión no es el apropiado es horrible, y no podemos negar que a todas nos ha pasado. No sé si es mejor no darte cuenta o estar súper consciente para que no te vuelva a pasar.

No es necesario cambiar de país, simplemente un nuevo círculo social, trabajo o  ciudad nos hace sentir diferentes por nuestra forma de actuar, vestir o pensar; sin embargo creo que cuando somos realmente auténticas y naturales la gente lo nota y es cuando reafirmamos nuestra personalidad, porque ser diferente no es malo, siempre y cuando seas tu misma.

A esto me refiero cuando hablo de definir tu estilo, porque vestir es una forma de expresión, habla de quienes somos, de cómo estamos y de cómo nos sentimos.

Aún recuerdo la primera vez que fui a México después de llegar a vivir a España, hablaba con una prima de que en muchas ocasiones me sentía rara porque me veía súper diferente al ser mexicana ya que  mi estilo era otro, y me dijo algo que se me quedo muy grabado, “Sé tu misma, porque cuando tenemos confianza en nosotras mismas a lo mejor la gente nos voltea a ver no porque nos critique, sino porque esta pensando mira… esa chica se ve diferente, pero se ve bien y me gusta” y  me encantó. Creo que las grandes figuras de la moda han sabido desafiar las reglas, arriesgar y atravesar ese límite entre lo que todo mundo hace o lleva y lo que a mi me gusta.

Por lo tanto, creo que hay dos tipos de Síndrome de BRIDGET JONES,  el primero es cuando simplemente te ves diferente. En este en particular te animo a que seas tu misma y que no te preocupes en verte uno o dos días distinta, prueba nuevos estilos y verás como encuentras nuevas formas de vestir… Seguro que puedes tener buenos resultados.

Y el segundo, que es cuando de verdad metiste la pata y te equivocaste: porque te vestiste perfecta para un día de otoño y casualmente fue uno de los días más soleados del año  (Eso ya me pasó) o cuando subestimaste la ocasión y creíste que con unos jeans y camisa era suficiente y llegaste a la oficina  y todo el mundo iba de traje a la reunión. Para ese tipo de ocasiones te paso algunos tips que me han evitado sentirme Bridget Jones:

1.- Cuando vayas a un lugar nuevo pregunta a una de las personas que hayan ido como es, dónde está, que tipo de calzado es adecuado, si vas a tener que caminar, si es muy formal, si hay algún código de vestimenta, etc. Asesórate para que puedas hacer mejor tu maleta o vestirte ad hoc a la ocasión.

2.- Pregúntale a Google por el clima. Si vas a la sierra, a la playa, a otra ciudad o al extranjero, te sugiero que siempre consultes  el clima, si va a llover, si va a hacer solazo… Así siempre acertaras. Ni todos los días de verano son calurosos, ni todos los de invierno hiela.

3.-  Usa los tejidos correctos. Por ejemplo, la seda, es para días de frío, ya que si hace calor y sudas se notará mucho en tu ropa. Usa lanas o franelas para los días de lluvias o bajas temperaturas.

4.- Siempre viste cómoda. Aunque lleves unos zapatos preciosos, si caminas como un pato no se verá bien. Cuida mucho tu calzado, encuentra el equilibrio entre el comfort y la moda.

5.- No tienes que vestir por defecto con lo que esta de moda, las prendas clásicas siempre se verán bien. Si tu estilo es más conservador procura comprar prendas de calidad para que las puedas utilizar independientemente del paso del tiempo.

6.- Cuando no estés muy segura de un outfit hazte la típica selfie y envíasela a esa amiga que se viste bien y siempre te dirá la verdad. De esa manera puedes recibir un consejo que puede reafirmar tu decisión o mejorarla.

7.- Copia. Sí, cuando salgas por la calle y veas a una chica de tu estilo toma nota de lo que lleva puesta y llegando a casa busca entre las prendas de tu armario como puedes conseguir vestirte parecido.

Para vernos bien no es necesario ni tener el cuerpo perfecto ni gastar millonadas en ropa. Para ir de acuerdo a la ocasión y no parecer Bridget Jones tienes que encontrar la perfección en lo que tu tienes.

Si este artículo te gustó, no olvides compartirlo con todas esas amigas en las que estuviste pensando mientras lo leías.

diario-de-bridget-jones1

Anuncios

One thought on “Cuando me siento BRIDGET JONES

  1. Julia says:

    A mí, la verdad, me ha descolocado el fondo de armario todo esto de Bridget Jones. Más que nada porque, a veces, su vida se parece demasiado a la mía. Y no me gusta recordar disgustos. Menos aún con las prendas que visto, que están sobre mí, cuando menos, doce horas.
    Sí, yo he tenido un Daniel Cleaver, real, en mi vida, un tipo capaz de tener un hijo con otra mientas estaba saliendo conmigo y traérmelo a casa, como si fuera adoptivo.
    Y el nene es mono, pero se las trae.
    En fin, como la terapia es muy cara -soy psicóloga, hablo de primera mano- me desfogo todos los sábados en el blog de Ludmila von Vampüren de todas esas desdichas.
    Espero que os sirva de ayuda. Besos, chicas y, creedme, por guapo que sea, si no te quiere no le dejes acercarse tanto… : ))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s