7 consejos para ser mamá y no morir en el estilo

En estos días tuve una reunión con un grupo de mamás con las que habitualmente nos reunimos al “desahogo”. Los temas, ya sabes… “diversos”:  las muchachas y/o las arduas tareas del hogar, los maridos y su (a veces) incomprensión con la tarea de una madre, el desarrollo de los hijos y los estragos del cuerpo después de haber tenido hijos… Estos temas son casi como un código secreto entre mamás, puedes sentarte con una mamá de Finlandia que nunca hayas visto en tu vida y mientras se puedan comunicar en el mismo idioma, hablar de estos temas es infalible para durar un buen rato platicando.

Mientras las escuchaba hablar de cómo habían cambiado sus cuerpos con los embarazos, de que los flats se habían convertido en sus mejores amigos y de que muchas veces unos pants eran su uniforme matutino, pensaba si para las mamás con hijos pequeños la moda sería un lujo, algo lejano y difícil de conseguir…

Siempre me ha gustado la moda y reconozco que con el paso del tiempo (y ciertamente con los hijos) mi estilo ha cambiado, pero soy de esas personas que le incomoda mucho sentirse mal vestida, claro que tengo mis días como todos pero por lo general trato de verme un poco arreglada y he de confesar que esto me da ánimo en la tarea de ser stay-at-home-mom. Soy de esas mujeres que nunca salen a la calle sin pintar, que en la fila del cole ya van bien vestidas y que cuando tengo una reunión con amigos o salgo con mi esposo, desempolvo mis mejores pumps para no perder la costumbre pues nadie puede negar que unos buenos zapatos siempre nos hacen sentir más bonitas y femeninas.

Así que hoy vengo a contarte algunos tips que a mi me han ayudado mucho para que no pierdas el estilo y puedas estar en tendencia con tu streetstyle. Recuerda que como dice Del Blog a Mi Armario: “la mejor percha es una buena actitud” así que no te olvides siempre que una actitud positiva y una buena autoestima se reflejarán en tu exterior sin importar lo que vistas.

Aquí van mis 7 consejos para ser mamá y no morir en el estilo:

1) Planea tus outfits: Muchas de las veces que nos sentimos mal vestidas es porque tomamos lo primero que encontramos en el clóset. Planea una noche anterior lo que usarás al día siguiente según tu agenda, esto te permitirá pensar un poco más en el look que quieres proyectar, usar ropa que quizá te gusta y tienes años sin usar y hasta alocarte un poco con las combinaciones y accesorios. Siempre ten un outfit estrella, una combinación de prendas que sabes que es infalible para que en casos de emergencia y mucha prisa ya sepas que ponerte para verte bien. Si tienes algún evento importante no te olvides de probarte las cosas antes frente al espejo. Algo que he notado cuando voy de shopping es que las mujeres tendemos a sumir el estómago cuando nos probamos algo… ¡No lo hagas! La realidad es que necesitas ver cómo se te verá realmente la ropa. Acuérdate que en realidad no importa qué tipo de figura tengas, este mundo no es sólo de las flacas, lo importante es que uses prendas que saquen tu mejor partido. Así que recuerda, la siguiente vez que estés frente al espejo, se valiente y respira de manera normal, mírate en todos los ángulos, ve si tú ropa interior es adecuada y apóyate en ella, los spandex pueden volverse tus mejores amigos. ¡Se vale!

2) Vístete para la ocasión: Típico, saliste de fiesta y a media noche quieres aventar los zapatos por alguna ventana y declararte hippie para estar descalza. Para mí lo más importante siempre será estar cómoda porque como ya dije, si tú no te sientes cómoda esto se va a reflejar en tu look. ¿Cuántas veces has visto en la calle una chava muy guapa que se le quita todo lo guapa al no saber caminar con tacones? Yo muchas… Hay muchos zapatos altos muy cómodos, cuando compres no te dejes llevar sólo por el diseño, busca cosas de calidad. A veces es mejor invertir en menos prendas pero de calidad que en muchas baratas. Considera también 1) el tipo de evento al que irás y 2) quienes estarán ahí. Esto es siempre mi guía. Cuando planeo mis outfits pienso si estaré sentada la mayor parte del tiempo, parada o ambas ¿por qué? Me ha pasado que llevaba por ejemplo un vestido muy ajustado y si el evento se trataba de estar sentado todo el tiempo entonces las probabilidades de que tenga que sumir la “pancita” (sobre todo después de la cena) son altas. Otras veces me pasó que traía una falda corta y resulta que el evento era estar sentada en sillones tipo lounge… Muy incómodo tenerse que estar bajando la falda todo el tiempo o estarse tapando las piernas con el bolso, manos o hasta el mantel. Otras veces vamos a lugares abiertos y resulta que ese hermoso vestido debajo del abrigo jamás se deja ver. El chiste es siempre verte con estilo, el que sea el tuyo pero que la gente diga “se ve bien”. Y ese tipo de detalles sin duda nos hacen perder estilo… En cuanto a quienes estarán ahí, creo que la elegancia también se trata un poco de modestia. Nunca debes verte demasiado arreglada ni tampoco desarreglada. Piensa en quienes son el tipo de personas que estarán ahí, cómo visten ellos, esto además de ayudarte a encajar mejor al demostrar empatía, te ayudará a sentirte más cómoda. ¿Te ha pasado que llegas a un lugar y te sientes over dressed o peor aún, que piensas “ojalá me hubiera arreglado un poco más” esto no te pasará si tomas en cuenta este pequeño consejo.

3) Aprende de los expertos: Hoy en día ya nadie se puede dar el lujo de decir que no sabe cocinar o que no se sabe peinarse o maquillarse. Una de las ventajas más grandes de las redes sociales y el internet es la cantidad de información, tutoriales y guías a las que podemos acceder. Piensa: ¿cuáles son tus marcas favoritas, aquellas con las que más te identificas? Síguelas en redes, las tiendas siempre sugieren outfits que te pueden ayudar a crear un estilo, esto no lo verás en las tiendas (además de que te podrás enterar de rebajas y promociones) Todos tenemos alguna figura pública a la que admiramos por su estilo y muchas veces nos sentimos identificados con ella, síguela también, ve cómo se peina, el corte que trae, etc. Las figuras públicas invierten muchísimo dinero en asesores de moda así que ya han hecho el trabajo por nosotros. No te digo que la imites pero sí puedes aprender un poco de ella. De vez en cuando revisa tutoriales en redes sociales que te ayuden a mejorar tu estilo, por ejemplo de maquillaje o peinados, te sorprenderá lo fácil que puede resultar a veces aprender algo nuevo y la cantidad que hay hoy en día no da pie a que te quedes sin aprender. No te olvides de bajar alguna app que te ayude a crear tus outfits, hay muchas que te dan grandes ideas y que inclusive te pueden decir dónde comprar algunas cosas, por ejemplo: Closet, Pose, Stylitics, Walk In My Closet, WiShi y Polyvore, entre otras.

Y por último pero no menos importante, apóyate en los fashion bloggers, nuestros mejores aliados, día a día nos dicen las tendencias, dónde comprar, tips, ideas e inspiración para outfits. Los fashion bloggers pueden ayudarte muchísimo a mejorar tu estilo, síguelos en redes y no te pierdas sus artículos porque créeme, siempre encontrarás algún tip que te pueda servir. Por supuesto Del Blog a Mi Armario es uno de mis favoritos.

4) Tu nuevo aliado son los accesorios no los pants: Muchas veces he llegado a la escuela por mi hijo a la 1:30 pm y de verdad que la cantidad de mamás que llegan a recoger a sus hijos en pants es más de la que me gustaría ver… Los pants y los leggings son ropa para hacer ejercicio, es algo que he leído muchísimo de los mejores bloggers de moda y coincido con ellos. Si tienes que escribir 50 planas con la frase para aprendértela, hazlo. Todos tenemos días muy complicados, sobre todo cuando tenemos hijos, pero lo que yo te sugiero es que te vistas sencillo y te apoyes en accesorios. Muchas veces un buen collar o unos zapatos padres me han salvado en días de locura. Me confieso “shoeaholic” pero antes de ir a terapia te cuento que muchas veces cuando escuchamos esa palabra nos imaginamos un clóset lleno de stilettos o pumps y créeme no siempre es así. Hoy en día tenemos la gran ventaja de que los zapatos altos no son lo único que está de moda, ¿qué me dices de los ankle boots o de los zapatos tipo Oxford, los slip-ons y los espadilles? Los hay hasta de las mejores marcas, ni Valentino ni Channel las dejaron fuera de sus colecciones así que no hay pretexto, puedes usar unos jeans con un simple top negro pero si eso le sumas unos slip-ons de animal print, un fular a tono o un statement neckless con una buena bolsa, ya cambiaste del look “soy mamá y no tengo tiempo para arreglarme” al look “soy mamá y sigo siendo cool”. Si tienes que invertir en algo yo te diría, accesorios: bolsas, collares, zapatos. Eso le puede dar mucha versatilidad a tus outfits.

5) Aprende a maquillarte y a peinarte con estilo: Ya hablamos un poco de esto así que no me extenderé más. El maquillaje y tu cabello son el marco de tu estilo. Un buen corte, un cabello arreglado y una cara maquillada (que esto no significa que te tengas que pintar mucho) te hacen ver bien vistas lo que vistas. Hoy en día hasta una pony tail o un messy bun pueden ayudarte a ver estilizada sin tener que invertir mucho tiempo. El maquillaje, recuerda, de acuerdo a la ocasión. No necesitas maquillarte como Kim Kardashian por supuesto, muchas veces delinear tus ojos y pintar tus labios de algún color dramático puede ser suficiente para hacerte ver muy arreglada. Si ya te interesa aprender más, revisa las técnicas de conturing que te pueden ayudar para algún evento especial. De nuevo: tutoriales en línea son tu nueva escuela de estilo.

6) No tengas miedo de experimentar: La palabra clave aquí es ATREVERSE. Juega con texturas, con los zapatos y con las combinaciones. Cuando empiezas a seguir a fashion bloggers que dan buenos consejos para atreverse y los escuchas, esto empieza a ser más divertido. Hoy en día la moda no es plana, las reglas aplican para cada persona y lo mejor es que esto te puede ayudar a verte súper fashion. Si un día tienes un poquito de tiempo libre juega con outfits frente al espejo, esto te ayudará a tener algunas opciones adicionales en caso de emergencia.

7) Calcula bien tus finanzas: Estar a la moda no tiene que significar gastar todo el tiempo, hay prendas muy accesibles y boutiques que siempre tienen las tendencias a precios aptos para cualquier bolsillo. No gastes demasiado, piensa bien que vas a comprar y qué vas a usar más de acuerdo a tu estilo de vida. Por ejemplo si tienes 3 pantalones negros,  no compres otro negro sólo por qué te gusto el modelo, mejor busca otro de algún color que no tengas. Muchas veces tenemos más ropa de la que podemos usar en un año, no tiene caso y esto sólo hace más difícil decidir qué ponerte. Aplica la regla del 1-1: por una prenda de ropa que te compres, saca una que ya no uses y dónala a quien la necesite o véndela para recuperar un poco de lo que has gastado. Lo mismo con los zapatos. Esto te ayudará a tener más organizado tu clóset. No olvides aprovechar las rebajas de fin de temporada y siempre que te guste algo, por ejemplo una capa o unas botas over-the-knee búscalo en varias tiendas para comparar precios. Otra cosa, hay veces que nos gusta mucho algo pero sentimos que ya no está de moda. Mi consejo es que no te deshagas de esa prenda, las modas vienen y van. Normalmente regresan así que si tienes una prenda que te gusta mucho y es de buena calidad, guárdala pues seguramente la volverás a usar unos años después y serás la más trendy. Procura que sean pocas prendas pues si no tu clóset estará lleno de cosas sin usar.

Espero que te hayan gustado mis consejos y no te olvides que la vida es demasiado corta para vestirse mal.

Si te gustó este artículo compártelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s