6 Consejos de mamá a mamá.

Aún recuerdo cuando me hice la prueba de embarazo. No lo podía creer, pasaron por mi cabeza un millón de cosas. Te emocionas, lloras, experimentas una felicidad plena, pero no puedo negar que al mismo tiempo sentí un poco de miedo ante esta nueva etapa. Porque es cierto que aprendemos a ser mamás hasta que tenemos a nuestros bebés y empezamos a descubrir lo que realmente significa ser madre. Todo cambia, vemos el mundo con otros ojos, experimentamos miedos y alegrías que nunca antes habíamos sentido. Y siempre lo digo, ahora más que nunca entendemos a nuestras mamás y todos esos sacrificios que hicieron por nosotros.

Se habla mucho de las super mamás, sí, de esas mujeres que tienen la casa impecable, trabajan intensas jornadas, tienen un alto nivel de exigencia, van perfectamente arregladas y maquilladas, cocinan, lavan, planchan… ¡Stop! Ser una súper mamás no es eso, es algo que viene más de dentro y que todas tenemos. Lo fueron nuestras abuelas en su época, lo han sido nuestras madres y lo somos cada una en nuestra trinchera. Si lo que realmente nos hace súper mamás es esa capacidad de amar incondicionalmente a nuestros hijos y de pensar 24/7 en ellos. Ese súper poder de darles todo lo que está en nuestras manos y más. Esas noches en vela cuándo los vemos enfermos. Esos 9 meses en que los sentimos dentro y que a pesar de todos los achaques sabemos que tenemos un regalo dentro y que sólo esperamos ese momento de abrazarlos y no querer dejarlos ir nunca.

la pared noticias
http://laparednoticias.com/
Business people taking care of baby in office
http://www.expoknews.com/
saposyprincesas
http://www.saposyprincesas.com/
mujer de hoy
http://www.mujerhoy.com/

Por todo eso, en este especial de súper mamás quise escribir un post con algunos consejos para ti que eres mamá, o que estas a punto de serlo.

1.- Recuerda que los niños, son eso, niños.

A veces el estrés y el ritmo del día a día no nos permiten disfrutar de una sonrisa, de un balbuceo, o de verlos jugar con la comida. Por  favor, intenta relajarte y disfrutar, el crecimiento de tus hijos es único. Nunca van a volver a dar su primer paso o decir su primera palabra. Te invito a que estés ahí para verlo y guardarlo en ese lugar dónde quedan esos momentos inolvidables. Ser mamá es mucho más que cambiar pañales y dar de comer. Es estar ahí para aplaudirles y decirles: “Si puedes” cuando están aprendiendo a gatear o a comer solos. Un consejo, no compares a tus hijos con nadie más. A veces es inevitable, pero por favor, aprende a ver a tus hijos como únicos ya que cada niño tiene su propio desarrollo. No los fuerces a caminar o hablar. Créeme que hasta ahora no he visto ninguna entrevista de trabajo en dónde pregunten con cuantos meses empezaste a caminar.

Si trabajas aprende a separar tu horario de trabajo, con tu tiempo en casa. Sé que a veces es muy difícil no contestar una llamada, pero si marcas ese límite con tu entorno laboral estoy segura que aprenderán a respetarlo tarde o temprano. A veces es complicado quedar mal con el jefe o con los clientes, pero sí les explicas que eres mamá y que esa también es una de las labores más importantes de tu vida estoy segura que lo entenderán y aprenderán a esperar al siguiente día. Desconecta y goza al máximo cada etapa de tu bebé. No le transmitas ni tu estrés ni tu presión laboral. Respira hondo y deja los problemas fuera de casa.

pinterest

2.- No eres perfecta.

Creo que este es un consejo importante. Me acuerdo una vez que se me cayó mi hija de la cama. No lo podía creer. Me sentí la peor mamá del mundo. Relájate. No digo que todos los niños se van a caer de la cama, pero a todas nos pueden pasar pequeños accidentes, porque son niños. Son inquietos, traviesos, y tu estás aprendiendo junto con ellos. Y si eres una mamá que trabaja, no vuelvas al trabajo con culpas, acuérdate que si eres feliz tus hijos también lo serán, disfruta tus horas de oficina y disfruta tus horas en casa. Todos los seres humanos necesitamos de tiempo personal y las mamás lógicamente también. Disfruta tu etapa y aprende de tus errores. A todas nos pasan anécdotas que luego contamos a otras mamás, de las cuales seguro terminarás riendo.

Pinterest Del Blog a Mi Armario Consejos de mama a mama

3.- Haz ejercicio.

Soy una persona a favor del ejercicio no sólo porque te ayuda a cuidar tu peso y tu mente, sino porque elimina el estrés y la ansiedad; además hace que tu cuerpo produzca endorfinas, que son unas sustancias químicas que nos hacen sentir más felices y tranquilas. No es necesario que te vayas dos horas al gimnasio. Si estás embarazada y no tienes ninguna contraindicación te recomiendo que te inscribas a algún grupo de yoga o Pilates para embarazadas o que salgas a caminar 30 minutos diarios. Pídele a tu pareja, a alguna amiga o algún familiar que te acompañe para que así crees una rutina que te hará sentir mejor. Si ya tienes a tu bebé con más razón no dejes de hacer ejercicio, siempre y cuando tu médico te lo permita. Sal a algún parque a dar un paseo con tu bebé o de igual forma puedes nadar, o practicar algún otro deporte.

ella hoy.es

4.- Organización, la base de toda familia feliz.

Aprende a diferenciar lo urgente, de lo importante y de lo prescindible. Ahora todo lo que hacías en 20 minutos se puede convertir en una hora. Si estar lista te llevaba 30 minutos, ahora con un bebé puede ser una tarea maratónica. Sé que a veces puede escucharse complicado, pero disfrútalo. Sólo será cuestión de un par de años. Deja listo un día antes lo que te vas a poner y con lo que vas a vestir a tu bebé en caso de que tengas que llevarlo a la guarde. Prepara tu agenda semanal y aprende a delegar. La gente a tu alrededor estará deseosa de ayudarte, así que apóyate de tu pareja y de tu familia para bajar tu carga de trabajo. Recuerda: “Es muy importante diferenciar lo urgente, de lo importante y de lo prescindible”.

5.- Las rutinas son básicas para una mamá.

Si tengo que confesar algo es que soy una “antirutinas”, siempre he sido una persona que huye de la monotonía, pero, cuando eres mamá son un gran aliado. Para un bebé es muy  importante saber cuándo es momento de comer, de dormir, de jugar, etcétera. Así que te invito a que definas junto con tu pareja un horario con el cual ambos estén cómodos y puedan llevar una vida más organizada. La hora de la siesta es básica para que puedas relajarte un poco y descansar también. Aprovecha este momento y hazlo rendir al máximo. Son un par de horas para ti solita.

6.- Dedica tiempo para ti y para tu pareja.

Tus hijos son el reflejo de sus padres. Y una pareja feliz siempre tendrá hijos felices. Aprende a darte un tiempo para ti. Para leer, darte un masaje, irte de compras, tomar un café con tus amigas. Si tu estás bien tus hijos lo notarán y al revés. Así mismo, dedícale a tu pareja una noche a la semana o cada 15 días. Salgan a cenar, a bailar, al cine, o a hacer lo que más disfruten juntos. Pero es fundamental no olvidarte nunca de ti misma y de tu vida en pareja.

GettyImages

Espero que estos consejos te ayuden a llevar mejor la maternidad, pero sobre todo, te invito a que la disfrutes al máximo y tomes nota que lo más importante de ser mamá es vivirlo con una sonrisa en la cara y una actitud positiva. Ni todas las personas somos perfectas, ni todas las mamás. Pero lo que está claro es que el amor que sentimos por nuestros hijos nadie más será capaz de dárselo de igual forma. ¡Feliz día de la madre!

Si este artículo te gustó no olvides darle like y compartirlo en tus redes sociales.

#FabiolaM.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s