10 consejos para lograr un maquillaje perfecto paso a paso (Parte 1)

Seguramente en los últimos días has escuchado hablar de @teaflego, una maquillista croata que recientemente se ha hecho famosa por transformar por completo a su abuela de 80 años, a quien llama #GlamMa, con sólo maquillarla.

image

Y si después de mirar las fotos, que realmente son impresionantes, te preguntas ¿es que realmente el maquillaje puede hacer tanto por nosotros? Déjame anticiparte la repuesta: Sí.

Y no hablo de un maquillaje cargado, nivel cirugía plástica, a la #Kardashian, hablo de algo tan simple que puedas usar en el día a día pero que pueda ayudarte a sacarle partido a tus facciones y por qué no, a esconder un poco esas cosas que no te gustan de ti.

Hoy en día, existen muchas aplicaciones para editar fotos que logran efectos de maquillaje fantásticos y cuando estoy navegando en redes y veo una foto de alguna de mis conocidas editada de esta forma (porque seamos honestos, sí se nota aunque mucha gente piense que no) me pregunto ¿por qué editar una foto para agregarte pestañas, rostro de porcelana o blush cuando en realidad puedes verte tal cual te gustaría SIEMPRE usando la técnica y maquillaje correctos?

Por eso, mi entrada de hoy y de la siguiente semana decidí dedicarlas a #tips de maquillaje que irán desde lo más básico a alguna que otra idea que quizá no habías considerado y pueda serte de utilidad. Así que si quieres verte guapísima y aprender una que otra cosita no dejes de leer.

Primero que nada debo decir que con tanta información en internet ya no podemos decir que no sabemos hacer algo, hay tantos tutoriales con “maestros” virtuales de todas partes del mundo que me cuesta trabajo pensar que no podamos aprender a hacer algo. Muchas veces es sólo cuestión de buscar y practicar, así que si piensas que no te sabes maquillar, no pierdas fe, créeme que encontrando un buen tutorial podrás hacerlo y después de mucha práctica seguramente lo harás muy bien. Recuerda que el maquillaje ha sido parte de la mujer por muchísimos años y por algo debe de ser.

Por otro lado, te comento que esta entrada pretende ser lo más breve posible, por lo que yo me enfocaré en los generales, sin embargo te recomiendo mucho que si tienes una inquietud en específico en relación a tu tipo de rostro o alguna de tus facciones o imperfecciones, no dudes en buscar información para complementar los tips que aquí te presento, pues seguramente encontrarás algo que te quede justo a la medida.

Un básico que no quiero dejar de mencionar: debes maquillarte en un lugar donde haya luz adecuada, de preferencia luz natural pero si no te es posible, utiliza espejos especiales de maquillaje con luz integrada, ya que la luz artificial puede modificar tu percepción y a la hora de salir a la calle te verás distinta, quizá sobre cargada, así que recuerda: es como pintar sobre un lienzo y si fueras a pintar seguramente lo harías en un lugar con mucha luz. Empecemos con esta pequeña lista paso a paso.

1) Hidrata tu rostro: Suena bastante básico pero en realidad no sabes lo importante que resulta un rostro bien humectado para lograr un maquillaje perfecto. Esto empieza desde la noche anterior, lava bien tu cara y desmaquíllate por completo para que no queden residuos de maquillaje sobre tu rostro que puedan ser absorbidos durante la noche y te afecten con el paso de los años. Ya que tu rostro absorbe más por la noche que a cualquier otra hora del día, aprovecha para utilizar alguna crema hidratante y que te ayude a prevenir las arrugas. A la mañana siguiente, dependerá de tu tipo de piel y edad si vuelves a lavar tu cara con algún jabón especial o simplemente pasas una toallita húmeda, ya que si sientes tu rostro muy seco probablemente se deba a que tu piel necesita más tiempo para auto-hidratarse y si la vuelves a lavar sólo la resecarás más.

Lo que sucede cuando tu piel no está bien humectada es que al aplicar maquillaje, ésta la absorberá y dejemos de lado el hecho de que no te verás bien y no te durara, sino que a la larga causará daños en tu piel. El maquillaje debe ser una capa sobre tu rostro. Un buen hábito también exfoliar tu rostro una vez al mes. Esto te ayudará a mantenerlo limpio y a que las cremas que apliques se absorban de mejor forma, al mismo tiempo que tu rostro se verá terso y suave.

Aplica una crema humectante de día y usa protector solar. Los ratos UV causan envejecimiento prematuro por lo que usar protector solar todos los días no es opcional si quieres tener un rostro radiante. No olvides dejar pasar unos momentos entre cada crema que te apliques ya que el chiste es que se absorba por completo en tu rostro. Una vez humectada puedes usar algún “prime” que no es más que algún aceite o loción que te ayudarán a alargar la duración de tu maquillaje y a asegurar que tu rostro esté bien humectado.

image

Fuente: Gurl.com 

2) Aplica una base: La realidad es que muchos maquillistas no se ponen de acuerdo sobre qué debería ir primero si el corrector o la base. En lo personal he probado ambas técnicas y a mí me funciona mejor aplicar primero una base pues desde que me estrené como madre me quedaron ojeras pronunciadas debajo de los ojos difíciles de cubrir así que usar el corrector antes de la base sólo hacía que usara más corrector después. Aquí te invito a que tu pruebes ambas técnicas y descubras cual te acomoda mejor pues ambas son correctas. Regresando al tema principal, la base es súper importante, muchas veces creemos que no la necesitamos y que con usar corrector es suficiente, sin embargo, el propósito de la base es unificar el tono de tu piel y dar ese efecto de porcelana que tanto se busca con los editores de fotos de hoy en día, por lo que si quieres lucir así no te recomiendo que te saltes este paso pues siempre nuestro rostro tiene una que otra manchita que cubrir. Recuerda aplicar tu base hasta la línea del cuello por debajo de tu barba y difuminar un poco después, de esta forma tu cara no se verá de un color distinto a tu cuello.
Si sientes que una base de maquillaje es demasiado cargada para ti (lo cual es mi caso) puedes optar por usar una DD, BB o CC cream, que son cremas multifuncionales para pieles más jóvenes que además de hidratar la piel y protegerla contra las arrugas, tienen color, por lo que cumplen el propósito de unificación de tono y que además ayudan a perfeccionar el cutis, pero no son tan pesadas como una base de maquillaje. En teoría después de usar una DD, CC o BB cream podrías usar una base después pero ya dependerá de tu gusto personal y tipo de piel.

image

Fuente: distrito belleza.com

3) A corregir se ha dicho: Esta es una de las partes más importantes del proceso pues aplicar corrector de la manera correcta hace toda la diferencia sobre un buen y un mal maquillaje. Las zonas que debes de corregir dependerán de tu rostro e imperfecciones pero normalmente el corrector se aplica debajo de los ojos, en alguna zona rojiza de tu cara como por ejemplo una espinilla, alrededor de la boca y alrededor de las cejas. En esta sección hablaremos únicamente del corrector de ojos y zonas rojizas y cuando hablemos de cómo maquillar las cejas y labios hablaremos de cómo aplicar corrector en esas zonas.

No sé si alguna vez ha llamado tu atención que los precorrectores vienen en colores distintos, normalmente los hay verdes, amarillos, rojos y naranjas y si tú, cómo yo alguna vez, no sabías todavía cual escoger, aquí te lo explico. La mayoría de las mujeres tenemos ojeras, pero no todas tenemos el mismo color ni tipo de ojeras. El primer paso es que identifiques el tipo de ojera que tienes para saber qué color de precorrector debes usar. Si el color de tus ojeras es morado, deberás usar un corrector color amarillento, de esos que son color piel pero un poco más amarillos, si tu ojera es verde el color indicado para ti es un precorrector rojizo y si es azul los naranjas son para ti.

Una vez identificado el tono adecuado para ti, aplica el precorrector difuminándolo muy bien sobre tu ojera. Cuando se seque es momento de aplicar corrector debajo de los ojos. El corrector siempre debe ser un tono más bajo del color de tu piel. La forma correcta de aplicarlo es en triángulos apuntando a tu barbilla (ve la ilustración debajo) difumínalo muy bien y listo, tus ojeras han quedado cubiertas. Recuerda aplicar un poco de polvo traslúcido sobre las mismas para asegurar que selle.

image

Fuente: Listotic.com

Los precorrectores verdes están hechos para cubrir zonas rojizas de la piel como espinillas. La forma correcta de aplicarlos es con un pincel pequeño (muchas veces vienen el lápiz pero no te recomiendo aplicarlo directamente, en primera porque las espinillas normalmente pueden tener infección y si después pasas el lápiz por otra zona de tu cara podrás infectarte, y en segunda porque con un pincel aseguras cubrir mejor la zona) Aplica el precorrector sólo sobre la espinilla cubriendo la misma. Posteriormente aplica corrector con la punta de tu dedo meñique y da toquecitos muy pequeños para cubrirla y difuminar un poco. Después, con un poco de polvo traslúcido cubre la espinilla y asegúrate de que este difuminado.

Una vez que hayas terminando de corregir, aplica polvo traslúcido sobre tu rostro. Si eres de las que aplica polvo sobre toda tu cara déjame decirte que no lo estás haciendo de la manera correcta. La función del polvo traslúcido es “sellar” de alguna manera y asegurar la duración de tu maquillaje. Pero el polvo traslúcido tiene sus desventajas, puede hacer notar más el vello de tu rostro, las arrugas y a la larga tapar tus poros. Por eso,  a menos que tengas la piel muy grasa, es importante que sólo lo apliques en la zona T de tu rostro, es decir: frente, nariz y barbilla, ya que al aplicar blush sellarás tus mejillas por lo que no lo necesitas ahí.

La mayoría de los polvos vienen con una esponjita, pero la realidad es que es mejor aplicarlos con una brocha, dando toquecitos sobre tu rostro, ya que de otra forma corres el riesgo de remover el maquillaje o corrector que aplicaste o dejar grumos. Aquí te dejo una imagen de los tipos de brocha más usados para que sepas cuáles debes adquirir para tu rutina diaria.

image

Fuente: availableideas.com
4) Contouring: El año pasado la técnica del contouring se volvió una fiebre entre todas las mujeres, después de un tiempo, muchos maquillistas profesionales dieron su testimonio pidiendo a las mujeres que dejaran de hacerlo pues no era necesario para todos los tipos de rostro y simplemente nos veíamos ridículas intentándolo. No te voy a negar que fui de las muchas que corrió a la tienda de cosméticos a comprar brochas y contorneadores y después de algunos tutoriales y vloggers logré el efecto deseado… Lo que descubrí después, es que mi piel y mi rutina diaria no soportaba tal cantidad de maquillaje, después de todo #Kardashian no va en mis apellidos.

La realidad es que el coutouring puede ser muy útil para una ocasión especial como una boda o algún evento en el que realmente quieres sorprender y verte diferente, pero para el día a día en efecto no es necesario. Lo que pude rescatar de esta técnica fue a perfilar mi nariz y mi barbilla y a resaltar mis pómulos, lo cual sí se convirtió parte de mi rutina de maquillaje y es sobre lo que te voy a hablar aquí, sin embargo me gustaría compartirte una imagen sobre cómo aplicar contouring según tu tipo de rostro por si algún día decides probarlo.

image

Fuente: Bloving

Para aplicar la técnica del contouring debes saber dos cosas básicas: La primera es que todo lo que vemos está formado por efectos de luz y sombra y es precisamente de lo que se trata esta técnica, de aplicar sombras y luz a ciertas partes de tu cara para afinar tus facciones. Donde haya luz, las facciones se verán más grandes, donde haya sombra las facciones se verán más chicas. Es impresionante cómo esta técnica se aplica también en otras partes del cuerpo como en el cuello, abdomen y escote, haciéndonos lucir abs que no tenemos, un cuello largo que nos hace ver más delgadas y un busto más contorneado y redondo… pero de eso no hablaremos en este momento.

image

Fuente: Med Art Clinics

Lo segundo que debes de saber es que tienes dos formas de aplicar contouring, en lápiz, crayón, lipstick, paletas de colores estilo corrector (con brocha o esponja) o en polvos como bronzers e iluminadores. Cualquiera que decidas que te acomoda mejor recuerda que la clave del contouring es DIFUMINAR. Normalmente necesitarás dos tonos (hay algunos que sugieren más pero recuerda que yo sólo te hablaré de un contouring muy básico para el día a día) un tono más obscuro que tu piel y que tu blush y uno más claro casi como el tono de tu corrector.

Para afinar tu nariz lo único que tienes que hacer es trazar dos lineas en la orilla, de la ceja a la punta de tu nariz, una de cada lado y después un pequeño triángulo entre los dos orificios de tu nariz. Una vez trazada la línea (procura que sea delgada para que tengas un efecto natural) con una brocha o esponja difumina. Posteriormente con el tono claro traza una línea gruesa sobre tu nariz, entre las dos lineas obscuras que trazaste y difumina.

image

 

Fuente: prettydesigns.com

Para resaltar tus pómulos toca con tu mano la línea natural del hueso de tus pómulos. Una vez que la tengas identificada, sonríe de manera natural e identifica donde normalmente se forma un hoyuelo en nuestra mejilla al reír ( no todas las personas lo tenemos pero puedes identificar dónde estaría) Traza una línea sobre el hueso desde donde se forma el hoyuelo hasta donde termina tu pómulo. Lo mismo del otro lado. Difumina. Posteriormente con el color más claro traza una línea debajo de tu pómulo y arriba del mismo y difumina.

image

Fuente: The Beauty Department

Para la barbilla es muy fácil, con el color obscuro traza una línea en la orilla de tu barbilla, todo alrededor desde donde termina tu oreja hasta el otro extremo. Dibuja una línea corta hacia arriba en la zona final donde están tus orejas para dar el efecto de una mandíbula afilada. Después con la misma brocha difumina un triángulo por debajo de tu barbilla hasta tu cuello para eliminar el efecto de papada. Para finalizar, justo donde está tu barbilla, es decir debajo de tu boca puedes trazar una línea en medio (efecto de barba partida) o dos pequeñas líneas hacia arriba para (efecto de una barbilla afilada) Difumina hasta el cuello para homologar el color. Checa este vídeo de Beautylish sobre Cómo eliminar la papada con contouring, sin duda uno de mis favoritos.

5) Cejas: Si tus cejas no forman parte de tu rutina de maquilla déjame decirte que estás cometiendo un gran error. Al inicio de este artículo te platicaba sobre @teaflego. Esta maquillista profesional ha demostrado, con su abuelita, la diferencia que unas cejas bien contorneadas pueden hacer en un rostro. Las cejas son el marco de los ojos y pueden modificar por completo tu mirada por eso es súper importante que las maquilles adecuadamente. No importa si las tienes pobladas o si casi no tienes cejas, siempre podrás tener unas espectaculares con un poco de maquillaje, sólo recuerda que lo más natural siempre será lo más adecuado.

Para lograr unas cejas perfectas empieza por depilarlas, aquí mi recomendación es que respetes la forma natural de tus cejas y solamente remuevas el vello que está alrededor de las cejas pero que no forma parte de las mismas. Si no vas con un profesional, la mejor técnica es usar unas pinzas para ceja pues si usas cera o crema para depilar, corres el riesgo de engrosar el vello, quitar de más o lastimar tu piel con el jaloneo de la cera. Todos los días, antes de maquillarte, en un lugar donde a haya mucha luz remueve el vello de tus cejas y bigote. Muchas veces nosotros no lo vemos fácilmente pero los demás sí, a veces no como vello pero como una zona ensombrecida de nuestra cara. Con un espejo de aumento y buena luz podrás identificar el vello a remover. Si lo haces todos los días tardaras segundos y asegurarás que no crezca.

Hay formas de cejas para cada tipo de rostro, pero la que le va a todos es una ceja que empiece de tal forma si trazaras una línea de donde termina el poro de tu nariz al inicio de tu ceja, quedará una línea recta. Posteriormente debe tener una pequeña curva o ángulo más o menos a la mitad de tu ojo y terminar donde termina tu ojo. Ve la imagen debajo.

image

Fuente: swellbeauty.blogspot.com

Hay muchas formas de maquillar tu ceja: hay rímels especiales, crayones, pinturas en gel o sombras. En lo personal pienso que las sombras son la forma más fácil pues no siempre es tan sencillo delinear una ceja con crayón y difuminar bien para que se vea natural. Lo mismo con los rimeles, corres el riesgo de que quede demasiado cargada.

Con un pincel especial para ceja delinea tu ceja utilizando un color más bajo que el color de tu vello, por ejemplo si tú vello es negro usar una sombra café obscuro será lo más indicado para ti. Una vez delineada la ceja rellena con la sombra usando el mismo pincel y posteriormente con un cepillo peina los vellos y remueve el exceso de sombra. Usando un poco de corrector, aplica corrector alrededor de tu ceja, sobre todo en la parte final y difumina. ¡Listo! Ya tienes las cejas perfectas.

Fuente: Beautylish / Listotic.com

Si quieres seguir con estos consejos de maquillaje no te pierdas nuestra entrada de la siguiente semana donde te platicaremos sobre sombras para el día a día, cómo delinear de ojos de manera perfecta, cómo lograr unas pestañas de impacto, labios perfectos y otros tips.

Espero que te haya gustado este artículo y no dejes de leernos, compartir y darle like.

#CarolDM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s